Skip to content
Published febrero 16, 2018

Un resumen de la Recapitulación.

Una de las prácticas y herramientas más certeras y necesarias que realizo en mis Sesiones de Psicotrónica Tolteca, es acechar a tu inconsciente a través de la Recapitulación, para que nazca y florezca una consciencia más clara de ti mismo y que tu eventos pasados, los puedas integrar con mayor entendimiento.

Se ha dicho que todos los seres humanos, al momento de morir, disponemos de un momento para ver pasar toda nuestra vida frente a nuestros ojos y revivir los acontecimientos importantes de nuestra vida; que ese momento final se expande de tal forma, que nos permite hacer una recapitulación y encontrarnos en paz respecto a todo lo que hemos vivido.

Se ha dicho que, debido a la magia de ese revivir final, somos capaces de ponerlo todo en equilibrio y recuperar la belleza que se esconde en los sucesos más sencillos: la tierna flor que abre sus pétalos al sol del amanecer o el olor fresco de la tierra después de que ha llovido. La calidez del ser amado que duerme a nuestro lado o el brillo en los ojos de nuestros niños, cuando descubren con asombro los extraordinarios componentes del mundo. El poder sanador de un abrazo que se da en un momento de pesar o el inefable misterio de una noche estrellada. La risa de los que amamos o el estremecimiento de nuestro primer beso de amor. La magia silenciosa de la lluvia que se contempla a través de la ventana o la contemplación del fuego en la chimenea. El caer de las hojas del árbol, por un instante vivas y danzantes, bajo el hechizo del viento del otoño. En suma: la extraordinaria magia que se esconde detrás de las cosas ordinarias.

En ese preciso instante, a las puertas de la muerte, descubrimos que en realidad estábamos ya muertos desde hacía mucho tiempo y sólo allí, en ese momento final, despertamos del todo y recuperamos la emoción y sobrecogedora comprensión del milagro que significa estar vivos.

Y entonces morirnos.

Es una pena que la última recapitulación nos abra los ojos de la conciencia total —cerrados hasta entonces—, y el milagro de la vida nos sea finalmente revelado sólo para desvanecernos en el siguiente instante.

Pero, ¿tiene que ser necesariamente así? ¿Esa es nuestra única posibilidad? ¿Sería posible, de algún modo, recuperar esa conciencia de la magia y el gozo de estar vivos, no para morir sino para vivir? ¿Para verdaderamente vivir?

La respuesta es sí, sí existe otra posibilidad. Podemos realizar a propósito el sanador viaje de la recapitulación y recuperar el poder y el gozo que alguna vez tuvimos, por el solo hecho de haber recibido el milagro de la vida.

Hoy por hoy, estamos sin lugar a dudas por un tránsito dual, por un lado seguimos avanzando en buscar esos espacios del inconsciente que nos someten para liberarlos, a lo cual se le llama “expansión de la consciencia“ y por el otro el inconsciente nos juega oscuridades de las cuales vemos que somos esclavos y por ende nos averguenzan y nos someten, esta línea frágil e indefinible que fluctúa de un lado para el otro, colocándonos en la incomodidad de tener que lidiar con el arduo trabajo de hacer consciente el inconsciente, que para algunos es momento gratamente esperado y para otros un horror en su vivir.

Es tiempo de acecharte a tí mismo,
que solo alguien sincero consigo mismo puede comprender.

Es aquí donde entra mi guía a través de las Sesiones de Psicotrónica Tolteca, donde vamos durante un proceso lunar de 28 días desarrollando prácticas de acecho y ensoñación que permiten que mejores como ser humano, veas tu inconsciente y lo hagas consciente y así entiendas tu momento emocional, mental, físico y creativo para superarte.

De qué tratan mis sesiones:
www.psicotronica.noosphere.cl

Caco.
Claudio Arenas Vergara

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *